hip4

Tiempos de Lindy

El Lindy hop se constituye en tendencia global por sus beneficios físicos, sociales y su identidad retro

Tupés engominados, barbas profusas, combinados… Vivimos en tiempos de aires retro, de corrientes vintage. Si los historiadores hablan de períodos cíclicos, parece claro hip4que, en muchos aspectos, estamos regresando a los usos y costumbres que rodearon los principios y mediados del pasado siglo. La estética así lo dicta y refleja. Pero como en el Moulin Rouge! de Baz Luhrmann o el propio Sherlock Holmes de Guy Ritchie, este retorno al pasado se ha modernizado en una paradoja que adquiere coherencia a través de la ropa ceñida y de corte elegante sobre zapatillas deportivas, las revisiones de clásicos musicales o el baile.

Así es. El baile está constituyendo buena parte de este deja vu temporal que asola nuestra cotidianidad. En épocas en las que la vigilancia física ha adquirido tintes delirantes, el baile se ha postulado como una opción que amalgama multitud de estos preceptos sociales contemporáneos. En concreto el Lindy hop está sobresaliendo entre las opciones más valoradas y valorables dentro de este ámbito.

No se trata de una tendencia instaurada en el país, Alemania, Brasil  o Estados Unidos  se mueven al ritmo swing de estas coreografías mientras bendicen sus virtudes. Una manera de estar en forma (es altamente recomendable para ejercitar la inteligencia corporal-cinestésica), conocer gente y ocupar nuestro tiempo libre en un ambiente saludable y vital y dentro de una de las escenas estatales que emerge con mayor vigor.

 

Tags: No tags

Comments are closed.