El Lindy Hop es la forma más extendida actualmente para bailar en pareja la música “Swing”.

¿Qué es el Swing? El swing propiamente dicho nace a finales de los años 20 del siglo pasado. Las formaciones clásicas de Swing son grandes orquestas de Jazz, que tocaban para que la música se bailara. Las más famosas son las de Duke Ellington, Count Basie, Benny Goodman, Tommy Dorsey… pero podría hacerse un listado larguísimo. A menudo, estas bandas tocaban con vocalistas de Jazz de primer orden; no se puede dejar de citar a Ella Fitzgerald como la personalidad con más Swing.

Pero el Swing no se limita a la música que tocaron aquellas grandes bandas. Previamente, en el sur de Estados Unidos (Nueva Orleans), se tocaba música con “mucho swing”: el Dixieland.

Por supuesto que el Dixieland (Louis Armstrong es su máximo exponente) se baila con Lindy Hop. Pero también se baila Lindy Hop con otros estilos de música. En nuestras fiestas suena mucho Rythm & Blues, Rock and roll de los 50 y 60… y una especie de fusión entre las bandas de los años 30 y las formaciones de Rock and Roll: el Neo – Swing, que surgió a finales del siglo XX, a menudo mezclado con Blues (Jump Blues).

Fuera de todos estos términos musicales, definimos el Lindy Hop básicamente como un baile de muchísima improvisación, comunicación con la pareja y… divertido a más no poder. La diferencia entre los bailarines de Lindy Hop y los practicantes de otras disciplinas de danza se puede ver en la enorme sonrisa que lucen los Lindy Hoppers.